Complementos vitamínicos

Complementos vitamínicos

Complementos vitamínicos

Hola!

Después de pensarlo mucho, he decidido retomar lo que hace unos años dejé por falta de tiempo, y que ahora he visto que puede ayudar  a muchos de nuestros pacientes en el centro.

Me gustaría explicar un poco el nuevo inicio de la sección de complementos vitamínicos, comentando a quien va dirigido y siempre desde mi experiencia y estudio del tema. Las personas que me conocen saben que no me meto en cualquier cosa, que  “creo lo que vendo”, por lo tanto, siempre habrá un trabajo intenso detrás de cada post del blog o de Instagram, donde, espero, poder tener una mayor difusión, así como un convencimiento total sobre la eficacia de lo que os cuento.

Empecemos…

¿Qué son los complementos vitamínicos?

Las vitaminas son nutrientes fundamentales para que nuestro cuerpo funcione, que no fabrica nuestro organismo  y que necesitamos de una fuente externa, es decir, de la alimentación. Debido a muchísimos factores que iremos desgranando con el tiempo, los laboratorios elaboran estas vitaminas para, en teoría, personas que tienen carencia de cierto tipo de vitaminas. Por ejemplo, personas que no toman el sol, o que están mayoritariamente en zonas oscuras, podrían tener  falta de vitamina D, esencial para muchos procesos metabólicos de nuestro cuerpo, así que se añaden unos  complementos vitamínicos a   su dieta habitual con una mayor dosis de esta vitamina.

¿Hay estudios detrás que respaldan la eficacia de cada uno de ellos?

No demasiados. Muchos de estos estudios sobre complementos vitamínicos  son elaborados por las casas comerciales, por lo que no son con un gran número de personas y puede que no muy exactos. Pero ojo, hay algunos que sí, que está demostrada su eficacia o que casi está a punto de salir. Esto significa que hay muchos productos que pueden ser eficaces tomados adecuadamente por miles de personas, como por ejemplo, el aceite de pescado, pero que aún no está el estudio científico completo.

¿Los puede tomar todo el mundo?

Los complementos vitamínicos, como su palabra dice, son  para complementar. Por lo tanto, este tipo de producto va dirigido a personas que tienen carencias. Puedes estar pasando una época de mucho estrés, se te cae el pelo y las uñas, te sientes casando/a y no te concentras… puede ser indicativo de falta de vitaminas, pero, hay que saber cuáles, si tienen alguna incompatibilidad. Hay ciertas vitaminas que pueden funcionar como “antídoto” de alguna medicación, así que no hay que tomarse esto a la ligera, debes  asesorarte bien y tomarlo solo  si es necesario!

¿Hay diferencias entre las casas comerciales?

Muchísimas, de precio y de composición. Si te fijas y pones en un buscador, por ejemplo, vitamina C, salen cientos de productos, tanto españoles como extranjeros (estos últimos parecen mejores a priori porque tenemos la falsa creencia  de que lo de fuera es mejor, y esto , simplemente, es porque tienen mayor capacidad de difusión en la mayoría de los casos). Puede haber un producto que tenga 100 píldoras a un precio muy reducido, pero que tengas que tomarte 5 al día, y otro que cueste un poco más con menos píldoras, pero con la composición adecuada para su correcta absorción. Así que, desde mi punto de vista, y como digo desde el principio, hay que asesorarse bien y no comprar a lo loco.

¿Nos venden humo?

No siempre. Si es verdad que cada vez  hay más anuncios donde te crean un problema y ya te dan la solución.( Iré dando ejemplos de esto cuando los vea en la publicidad, siempre desde un punto de vista personal)

Debemos tener cuidado con los complementos vitamínicos  que compramos y no dejarnos llevar por el marketing, como puede pasar con los productos para perder peso, como ejemplo.

¿Y si tomamos demasiados?

“el veneno está en la dosis”, es decir, tan malo es la carencia de vitaminas como la hipervitaminosis, que nos pueden causar fallos orgánicos en algunos casos, irreversibles. Por ejemplo, lees en algún sitio que la Vitamina K es muy buena para la piel y las manchas, y resulta que está totalmente contraindicado si estás con sintrón…

¿Cuáles son mis top vits y minerales?

Tengo varias cosas que he tomado a lo largo de mi vida, y puedo dar mi palabra de su correcto funcionamiento en mi caso. Complejo de vitaminas del grupo B, Vitamina C, Vitamina D, Omega 3, Vitamina A,  L-Lysina, Magnesio y productos para el sistema inmune, cada vez más estudiados!

Iré explicando cada uno de ellos, para qué sirven, cuándo tomarlos, qué casa es la más adecuada ( sólo confío, de momento, en dos o tres laboratorios) y quién NO debe tomarlo.

Si te interesa este tema puedes enviarme tus dudas por email, WhatsApp 647393312  o MD en instagram @fisiotandem

video en youtube

¿Te ha parecido interesante este artículo?

Si quieres que te informemos cuando publicamos nuevos artículos sobre salud, belleza y bienestar o recibir información sobre promociones y noticias de Centro Tándem, suscríbete:

Sobre el autor:

Deja un comentario

× Contacta con nosotros por WhatsApp